Cómo hacer ejercicio en casa de forma segura

hacer-ejercicio-en-casa

 

Cómo hacer ejercicio en casa. Sigue estos trucos y consejos para hacer deporte en casa de forma segura.

Hacer ejercicio en casa se ha convertido en algo tan frecuente como obligado, pero ¿sabes cómo hacerlo de forma segura? ¿En qué te basas para elegir uno u otro ejercicio?

Elegir una rutina de ejercicios de Internet tiene muchísimos riesgos. Por una parte, circula una gran cantidad de información de dudoso rigor y calidad y, por otra, aunque la información sea correcta, es probable que se trate de ejercicios que no estén recomendados para todo tipo de personas o patologías.

Sabiendo esto, te puedes imaginar los riesgos que conlleva que acudas a La Red a buscar una rutina al azar; una rutina que no ha sido personalizada para ti y con el riesgo de que haya algunos ejercicios contraindicados para ti o incluso que estén mal ejecutados. Por eso, te ofrecemos una breve guía para que sepas cómo hacer ejercicio en casa de forma segura.

¡Sigue leyendo!

Si siento dolor haciendo los ejercicios… ¿Qué hago?

Acude a un profesional de salud adecuado

Esta es la primera recomendación, y también la principal de todas.

Además de contar con la supervisión constante de tu médico de referencia, te puede venir bien consultar con un especialista en movimiento: un fisioterapeuta o 1 graduado en ciencias del deporte especializado en readaptación.

Ambos profesionales, trabajando de forma multidisciplinar y perfectamente coordinados, te ayudarán a detectar tus debilidades y disfunciones y a mejorar la calidad de tu movimiento. Necesitas aprender a moverte bien para poder moverte mucho, y para poder seleccionar, con criterio, el ejercicio más adecuado.

Una vez estés asesorado por el especialista en movimiento, hay varias cuestiones que tenemos en cuenta, según sea tu lesión o molestia, para ir progresando con los ejercicios.

como-hacer-deporte-en-casa

 

Aprende a entender tu dolor

Para controlarlo desde casa puedes utilizar una sencilla herramienta: la escala EVA.

Consiste en asignar un valor, del 0 al 10, al dolor que te produce el ejercicio que estás realizando. Si no duele más de un 0-3 estás en una situación de relativa seguridad, pero sin olvidar la supervisión de un especialista.

Si estás en un 4-5 de dolor, cuidado, consulta al especialista para ver qué está pasando, porque, probablemente, sea recomendable cambiar de ejercicio o modificar alguna característica de este.

Si, por último, sientes que estás por encima del 6 de dolor, para enseguida y consulta al especialista; está claro que este ejercicio no es una opción para ti.

acude-a-un-profesional

 

¿Cómo actúo si siento dolor? ¿Qué debo tener en cuenta para progresar?

  • Lo primero, cambia el ejercicio, y hazlo por otro que te resulte más sencillo y no te cause ningún dolor.
  • Cambia el recorrido del ejercicio, es decir, la amplitud de los movimientos que haces; quizás un movimiento más corto te venga mejor.
  • Hazlo lentamente. Si no controlas el ejercicio, hacerlo con velocidad alta hará que cometas fallos que podrían provocar una lesión.
  • Cambia las repeticiones y los descansos. Disminuye el número de repeticiones que haces de ese ejercicio y descansa más tiempo entre series de repeticiones.
  • Disminuye la carga del ejercicio. Disminuye el peso que estás moviendo. Si estás trabajando con el peso de tu propio cuerpo, prueba a cambiar de posición. Por ejemplo, en lugar de hacerlo de pie, haz el ejercicio de rodillas o tumbado.

Una vez terminado el ejercicio, dolor 0

No debes notar molestias que persistan después de realizar el ejercicio. Si eso te sucede, es síntoma de que algo no va bien, por lo que te recomendamos que consultes a los especialistas. Además, si notas rigidez o molestias al despertar a la mañana siguiente, también puede ser un indicio de que algo está fallando. No lo dejes pasar y abórdalo cuanto antes, parando el ejercicio que estás realizando.

como-hacer-ejercicio-en-casa

 

¿Has hecho ejercicio antes?

Es fundamental, a la hora de hacer ejercicio en casa, entender que, si nunca has hecho ejercicio, hacerlo sin la supervisión de los especialistas antes comentados conlleva un riesgo importante. Pueden darse dos situaciones diferentes: O bien tu cuerpo no está acostumbrado a soportar la carga del ejercicio, o bien no tienes el suficiente control de los ejercicios, lo que supone una sobrecarga de tus tejidos y articulaciones, pudiendo desencadenar la aparición de una lesión.

 

Hacer ejercicio siempre es una decisión muy acertada, pero, como ves, hay muchas cuestiones y pautas que tener en cuenta para que ese ejercicio sea seguro y adecuado a las posibilidades de cada uno.

¿Lo más acertado? Seguir las pautas marcadas por un especialista en movimiento y aprender cómo moverte para poder aprovechar sus múltiples beneficios al máximo. Esperamos que te haya gustado este artículo sobre cómo hacer ejercicio en casa de forma segura.

OTRAS NOTICIAS