fbpx

Elección del calzado de los más peques

Los pies de los más pequeños de la casa están en constante cambio; de hecho, hasta los 7-8 años no dejan de modificar su aspecto. A partir de ahí, los cambios tendrán que ver más con el tamaño.

Un ejemplo es la formación del arco plantar y la maduración de los numerosos huesos que lo forman; un proceso que culmina a los 7-8 años de edad. Hasta ese momento, los pies de los niños son fisiológicamente planos. Por esta razón, no debes alarmarte demasiado si observas un pie plano antes de esa edad.

Por supuesto, sí que deberías consultar con el especialista correspondiente, en este caso un podólogo/a pediátrico, si ves algo que te llame la atención en los pies de tus hijos. El osteópata pediátrico también puede ayudarte mucho a potenciar la musculatura del pie y a detectar posibles alteraciones que puedan tratarse con terapia manual.

Por todo ello, es importante la correcta elección del calzado de nuestros hijos, ya que influirá en que sus pies se formen de un modo más o menos correcto.

mejor-calzado-ninos

Claves para elegir el mejor calzado para tus hijos

Compartimos contigo algunas claves para la elección del calzado más adecuado para tus hijos:

  • Que tenga una suela flexible, fácilmente deformable en todos los sentidos, sobre todo en la zona de los metatarsianos (donde doblan los dedos).
  • Con un ancho adecuado, de tal forma que permita el movimiento libre de los dedos. Se recomienda que la puntera sea redondeada, lo que dará mayor libertad a los dedos.
  • Que tenga un contrafuerte también flexible, nada rígido. Será perfecto si puedes deformar la parte trasera sin esfuerzo al doblarlo con tus manos.
  • Con una plantilla extraíble.
    • Te permitirá observar que no haya ningún elemento que interfiera en el apoyo. Es fundamental que no tenga zonas reforzadas para el arco ni ningún relieve.
    • Sacando la plantilla, podrás elegir la talla adecuada, sólo tienes que ajustar el tamaño al pie de tu hijo quien, muy importante, deberá estar con el pie en carga, es decir, de pie sobre el suelo. Debería quedar 1 cm entre la punta de la plantilla y el dedo más largo del pie, algo que permitirá evitar deformidades futuras en los dedos de los pies, además de permitir que el pie pueda ejercer su fuerza de manera correcta, pues posibilita que se utilice la palanca de cada dedo.
  • Que disponga de un ajuste adecuado. Tratándose de niños, lo mejor es elegir un sistema de ajuste fácil, como es el velcro. Además, este sistema permite distintas posiciones, lo que te facilitará que encuentres una en la que no apriete ni esté demasiado suelto.
  • La suela debe ser igual de alta por la parte posterior que por la anterior; es decir, sin tacón ni cuña.

eleccion-calzado-ninos

Errores más comunes con los zapatos de los niños que, si se puede, se deberían evitar

  • Aunque se trata de una práctica muy habitual, no es recomendable que los pequeños hereden el calzado de hermanos o primos mayores. Cada uno tiene una forma distinta de pisar y un calzado usado puede alterar el equilibrio del pie, ocasionando problemas a corto, medio o largo plazo.
  • Elegir tallas pequeñas o demasiado grandes; el pie necesita el espacio adecuado, ni más ni menos, para que cada dedo pueda imprimir fuerza en la pisada.

OTRAS NOTICIAS

  • Todos hemos sufrido hipo o hemos visto a alguien que sufría un “ataque de hipo”. Pero… ¿Qué es realmente el hipo y por qué aparece?...

  • Desde la unidad de osteopatía pediatríca de Clínica Luis Baños queremos darte algunos consejos prácticos para hacer más llevadera la vuelta al cole de los más pequeños. ...

  • ¿Sabemos realmente qué es el gluten? ¿Sabemos qué les pasa a las personas que deben evitar el gluten en sus dietas?....

  • El flato, también llamado stitch o ETAP (dolor abdominal transitorio durante el ejercicio) es un tipo de dolor abdominal que aparece con el esfuerzo al hacer ejercicio físico intenso....