Epicondilalgia

¿Qué es la epicondilalgia?

La epicondilalgia (antiguamente llamada epicondilitis), más conocida como “codo de tenista” es la lesión del tendón de los músculos del antebrazo que se insertan en el epicóndilo, que es el saliente óseo del codo en su parte externa.

Se caracteriza por dolor en esta zona que suele irradiarse al antebrazo por su cara lateral, y disminución de la fuerza prensil (puño). Se puede acompañar de inflamación (calor y aumento de volumen). En esta lesión, además de la musculatura y el tendón, pueden verse afectados ligamentos, nervios, etc.

Frecuentemente el dolor aparece durante la actividad, aunque a medida que vaya evolucionando, puede presentarse también estando en reposo.

El dolor es más intenso después de un uso intenso o repetitivo de la extremidad. El proceso, en ocasiones, si no se trata, podría cronificarse.

¿Qué origen tiene?

La epicondilalgia puede ser consecuencia del sobreuso, sobre todo de movimientos de extensión de muñeca.

Un traumatismo directo sobre la zona también podría desencadenarla. La agrava especialmente las actividades que suponen prensión fuerte (puño) o rotaciones del antebrazo (por ejemplo uso de la fregona). También es frecuente en deportes de raqueta como el tenis o padel.

Incluso el detonante de todo puede ser un problema cervical, que ocasione el dolor y/o la tensión muscular hacia la zona del epicóndilo, desencadenando la sintomatología.

¿Cómo tratamos la epicondilalgia?

Realizaremos un tratamiento global para obtener resultados exitosos en su recuperación, evitando así complicaciones añadidas y la prolongación de la sintomatología en el tiempo.

La base principal del tratamiento será la terapia manual y el ejercicio terapéutico, donde buscaremos el origen de la patología y la abordaremos mediante diferentes técnicas, como los ejercicios de fuerza para las cadenas débiles detectadas, ejercicios de fuerza excéntrica para estimular la regeneración del tendón, diafibrolisis percutánea, neurodinámica, electrolisis percutánea intratisular ecoguiada (EPI) y vendajes neuromuscular, entre otras.

Además contamos con tecnologías como physicalmVacumed, ondas de choque extracorpóreas y láser de alta energía.

También disponemos de una tecnología de última generación, Actisound, basada en ultrasonidos terapéuticos de alta intensidad que actúa a modo de “bisturí invisible”, provocando de manera controlada pequeñas lesiones térmicas, que reinicia y mejora la producción endógena de factores de crecimiento en el tejido conectivo.

Tratamiento de Epicondilalgia en Clínica Luis Baños

TECNOLOGÍAS ASOCIADAS

EPICONDILALGIA