Esguince de tobillo

¿Qué es?

El esguince de tobillo es una de las lesiones más frecuentes tanto en la vida cotidiana como en el mundo del deporte, es un daño parcial de un ligamento que no llega a romperse.

¿Qué posible origen puede tener?

Las causas de ese daño suelen ser varias, pero la más frecuente es sobrepasar el límite de movimiento articular (una torcedura), lo que hace tensar en exceso ese ligamento, desgarrándolo o distendiéndolo más de lo normal.

Se clasifican según la gravedad en tres tipos, lo que conllevarán una disminución funcional mayor o menor de la articulación afectada:

  • Esguince de Grado I: se producen por el sobre-estiramiento del ligamento, lo que provoca una ligera hinchazón. El ligamento sólo sufre una distensión y si se llegara a producir desgarro no afecta a más del 5% del ligamento.
  • Esguince de Grado II: en este grado el ligamento ya sufre desgarro o ruptura parcial.

La hinchazón en la zona es instantánea y dolorosa al tacto, y pueden afectarse también estructuras anejas como la cápsula articular, lo que desemboca en derrame y amoratado de la zona. La inestabilidad articular es leve, pero se ve afectada.

  • Esguince de grado III: aquí se encuadran las lesiones más graves de los ligamentos, las roturas, pudiendo ir acompañadas de arrancamiento óseo necesitando así intervención quirúrgica, por ello la radiografía es indispensable para detectar las características de la lesión ósea. La inmovilización suele ser de 3-4 semanas ( con o sin cirugía) posteriormente se procede a realizar tratamiento osteopático y fisioterapéutico.

¿Cómo lo tratamos?

El tratamiento que realizaremos será terapia manual, crioterapia, diafibrólisis percutánea (ganchos), ejercicios de reeducación y propiocepción, Imoove, lasér superpulsado, ondas de choque

Tratamiento del esguince de tobillo en la Clínica Luis Baños

TECNOLOGÍAS ASOCIADAS

ESGUINCE DE TOBILLO