Tratamiento de hernia de disco

¿Cuánto tiempo llevas sufriendo dolor?

El 90% de los pacientes que recibieron nuestro tratamiento de hernia de disco se  recuperaron favorablemente sin necesidad de cirugía.

Contamos con la última tecnología y la experiencia de más de 30 años para solucionar tus dolores de espalda.

Tratamiento de hernia de disco

Para el tratamiento de las hernias de disco combinamos la terapia manual con ejercicio terapéutico, tándem que resulta clave para dar movilidad y estabilidad a toda la columna y las diferentes cadenas musculares.

Además, disponemos de la última tecnología para patologías de columna, lo que nos permite proporcionarte el tratamiento más adecuado a tu caso, a la vez que nos ayuda a reducir los tiempos de tu recuperación.

En el caso de la terapia manual, son nuestros osteópatas y fisioterapeutas especializados los que realizan el tratamiento para aliviar la zona dañada y reducir la rigidez, mejorando tu día a día.

Son muchos los pacientes con hernia de disco que han pasado por nuestra clínica.

Por nuestra experiencia, sabemos cómo te sientes.

Por un lado, estás cansado de no poder hacer vida normal, cansado y harto de ese dolor que no te deja descansar.

Te sientes frustrado y preocupado porque no ves el día en que todo esto pueda acabar.

Así se sentían muchos de los pacientes que llegaron a nuestra clínica a tratar su hernia de disco. Algunos estaban realmente desesperados. Y es normal, porque no somos los mismos cuando tenemos un dolor constante que no nos deja vivir.

Y entonces llega un momento en que lo peor ya no son los dolores físicos, lo peor es el estado de ánimo que te provoca verte en la situación de llevar varios meses en el mismo punto, sin saber qué es lo que tienes, con dolores insoportables y sin saber si podrás volver a hacer vida normal.

Tú también podrías dejar de sufrir dolores sin necesidad de cirugía.

Tratamiento de hernia de disco con tecnología de Descompresión 3D

¿Te gustaría saber con qué tecnologías contamos y de qué forma pueden ayudarte a reducir el tiempo de tu tratamiento?

Tecnologías utilizadas en el tratamiento de la hernia de disco

  • Una de las últimas tecnologías que hemos incorporado en nuestra clínica es la Resonancia Magnética Terapéutica, una tecnología muy novedosa que genera un campo magnético y transfiere energía a las células dañadas con el objetivo de bajar el dolor y la inflamación, acelerar la regeneración en los tejidos y provocar el aumento de colágeno.
  • Descompresión tridimensional robotizada para descomprimir el disco, hacer un efecto de reabsorción y, de esta forma, liberar la raíz nerviosa.
  • Sistema de flexión-distracción, que es un sistema especial que incorporan nuestras camillas de última generación, mediante el cual se bombean los discos, se descomprimen, se relajan los músculos y se rearmoniza axialmente la columna.
  • Para bajar el dolor, también hacemos uso del Physicalm, que consiste en la aplicación de señales electromagnéticas y la inducción de analgesia mediante mecanismos selectivos adaptados a cada tipología del dolor.
  • Láser de alta energía para bajar el dolor y la inflamación además de bioestimular el tejido.
  • Ejercicio terapéutico: a través de la Unidad de Readaptación se seguirá desde el principio un programa para aumentar la capacidad del organismo y reeducar la columna, con un trabajo preventivo para evitar futuras recaídas. También aplicamos tratamiento individualizado con terapias tipo Pilates combinadas con tratamiento con Redcord y RPG si es necesario. Con la tecnología Redcord Neurac restablecemos patrones de movimiento funcional a través de altos niveles de estimulación neuromuscular. El Pilates nos permite estabilizar la zona lumbopélvica y movilizar las estructuras bloqueadas. Y gracias al RPG (reeducación postural global) aliviamos el dolor o los síntomas del paciente de forma duradera y corregimos la actitud antiálgica y los desequilibrios de cadenas musculares.
  • Ondas de choque extracorpóreas para activar factores de crecimiento, liberar adherencias, bajar la inflamación, etcétera.
  • Electrólisis percutánea intratisular (EPI) para relajar la musculatura.