fbpx

Hernias de disco

¿QUÉ ES UNA HERNIA DE DISCO?

Entre las vértebras de la columna hay unos discos intervertebrales que permiten el movimiento y la estabilidad necesaria para la función de carga de la columna.

Estos discos se componen de un centro blando parecido a un gel y de una cobertura exterior más sólida. Si el disco se daña (se rompe o se rasga) es probable que su núcleo pulposo se desplace hacia el canal medular, lo que podría provocar la compresión de los nervios más cercanos, causando, así, dolor, entumecimiento o debilidad, normalmente en un brazo o en una pierna.

En la mayoría de los casos, se puede remitir el dolor con un tratamiento adecuado y sin necesidad de acudir a la cirugía.

Sus Síntomas

Dolor en brazos o piernas

Se suele manifestar el dolor en la región donde se produce la hernia discal; pero también es muy habitual que haya una irradiación de ese dolor a un miembro superior o inferior, así como un entumecimiento provocado por la irritación de las raíces nerviosas.

De esta forma, si el dolor afecta a la zona lumbar (la zona inferior de la columna), ese dolor se derivará hacia la parte posterior de la pierna; es lo que se conoce médicamente como ciática.

Por el contrario, si el disco dañado se sitúa en la zona del cuello y, por tanto, afecta a los discos cervicales, ese dolor cervical se irradiará hacia el brazo.

Entumecimiento u hormigueo

Dado que se están presionando terminaciones nerviosas, es habitual que, en la parte del cuerpo que se nutre de los nervios afectados, se pueda presentar dolor, entumecimiento u hormigueo.

Debilidad

Por último, también es bastante habitual que los músculos de brazos o piernas tiendan a debilitarse y perder fuerza cuando se padece una hernia de disco.

Tratamiento de las hernias de disco en Clínica Luis Baños de Jaén

¿QUIÉN PUEDE PADECER HERNIA DE DISCO?

Las hernias discales se producen con mayor frecuencia en personas con una edad comprendida entre los 30 y los 50 años.

Con el paso del tiempo, los discos intervertebrales van perdiendo parte de su contenido acuoso, lo que los hace menos flexibles y, por tanto, más propensos a una rotura o a un desgarro.

Tratamiento de las hernias de disco en Clínica Luis Baños de Jaén

SUS CAUSAS

El proceso de envejecimiento y el deterioro general de la columna vertebral pueden aumentar las posibilidades de desarrollar una hernia de disco.

Además, las actividades repetitivas o una lesión en la columna vertebral también pueden causar una hernia de disco.

Otros factores de riesgo pueden incluir:

  • Levantar objetos pesados
  • Tener sobrepeso
  • Doblar o torcer repetitivamente la espalda baja
  • Sentarse o quedarse parado en la misma posición por muchas horas
  • Tener un estilo de vida sedentario
  • Tabaquismo
Tratamiento de las hernias de disco en Clínica Luis Baños de Jaén

TRATAMIENTO DE LA HERNIA DE DISCO EN CLÍNICA LUIS BAÑOS

A la hora de tratar un paciente con hernia de disco, en la Clínica nos marcamos los siguientes objetivos:

  • Rearmonizar el disco intervertebral
  • Dentro de lo posible, disminuir la hernia de disco. No quitamos la hernia de disco, pero sin duda mejoramos la biomecánica de columna y liberamos la compresión discal

Para ello combinamos la terapia manual con el uso de tecnologías avanzadas, lo que nos permite dar al paciente el tratamiento más adecuado a su caso, a la vez que nos ayuda a reducir los tiempos de recuperación.

En el caso de la terapia manual, son nuestros osteópatas los que realizan el tratamiento para aliviar la zona dañada y reducir la rigidez, mejorando el día a día del paciente.

USO DE TECNOLOGÍAS AVANZAS PARA EL TRATAMIENTO DE LA HERNIA DE DISCO

En Clínica Luis Baños contamos con gran variedad de tecnologías que nos resultan de gran ayuda para el tratamiento de la hernia discal y, por tanto, para la mejora del paciente.

A continuación, te explicamos de qué forma, estas tecnologías, pueden ayudar a reducir la hernia de disco:

  • Electrólisis percutánea intratisular (EPI) para relajar la musculatura.
  • Sistema de flexión-distracción, que es un sistema especial que incorporan nuestras camillas de última generación, mediante el cual se bombean los discos, se descomprimen, se relajan los músculos y se rearmoniza axialmente la columna.
  • Láser superpulsado para bajar el dolor y la inflamación además de bioestimular el tejido.
  • Ondas de choque extracorpóreas para activar factores de crecimiento, liberar adherencias, bajar la inflamación, etcétera.
  • Tracciones discales de control computerizado para descomprimir el disco, hacer un efecto de reabsorción y, de esta forma, liberar la raíz nerviosa.
  • Para bajar el dolor contamos con equipos como el ABD. Se trata de un sistema que aúna las técnicas de Radiofrecuencia, Diatermia Capacitiva Monopolar, Introducción Transdérmica y Vacuum en una única tecnología.
  • Para bajar el dolor, también hacemos uso del Physicalm, que consiste en la aplicación de señales electromagnéticas y la inducción de analgesia mediante mecanismos selectivos adaptados a cada tipología del dolor
  • Posteriormente reeducamos la columna y hacemos un trabajo preventivo para evitar futuras recaídas. Aplicamos tratamiento individualizado con terapias tipo Pilates combinadas con tratamiento con Redcord y RPG si es necesario. Con la tecnología Redcord Neurac restablecemos patrones de movimiento funcional a través de altos niveles de estimulación neuromuscular. El Pilates nos permite estabilizar la zona lumbopélvica y movilizar las estructuras bloqueadas. Y gracias al RPG (reeducación postural global) aliviamos el dolor o los síntomas del paciente de forma duradera y corregimos la actitud antiálgica y los desequilibrios de cadenas musculares
  • Y una de las últimas tecnologías que hemos incorporado en la Clínica es la Resonancia Magnética Nuclear Terapéutica, una tecnología muy novedosa que genera un campo magnético y transfiere energía a las células dañadas con el objetivo de bajar el dolor y la inflamación, acelerar la regeneración en los tejidos y provocar el aumento de colágeno
Tratamiento de las hernias de disco en Clínica Luis Baños de Jaén

¿SE PUEDE PREVENIR LA HERNIA DE DISCO?

Existen algunas acciones que todos podemos llevar a cabo y que nos ayudarán a prevenir la aparición de una hernia de disco:

Hacer ejercicio

Fortalecer los músculos del tronco ayuda a estabilizar y sostener la columna vertebral, pero siempre de manera pautada y controlada por un profesional de la salud.

Mantener una buena postura

Una buena postura reduce la presión sobre la columna vertebral y sobre los discos. Es importante mantener la espalda derecha y alineada, especialmente cuando permanecemos sentados mucho tiempo.

A la hora de levantar objetos pesados, hay que hacerlo de forma adecuada: haciendo el esfuerzo principalmente con las piernas y no con la espalda.

Mantener un peso saludable

El exceso de peso genera más presión sobre la columna vertebral y sobre los discos, haciéndolos más propensos a padecer una hernia.