Incontinencia

¿Qué es?

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de orina. Puede verse favorecida tras el parto vaginal y también por razones hormonales en mujeres con menopausia, pero también puede darse en hombres. Hay muchos tipos de incontinencia urinaria, aunque las más comunes son la incontinencia urinaria de esfuerzo y la incontinencia de urgencia.

En la incontinencia urinaria de esfuerzo se nota la pérdida en el momento exacto del esfuerzo, por ejemplo al agacharse, coger algo de peso o toser. En cambio en la incontinencia urinaria de urgencia se produce una pérdida involuntaria de orina acompañada de una necesidad inmediata de ir al baño.

Es un problema muy común durante el embarazo, tras él y sobre todo en mujeres postmenopáusicas.

¿Qué posible origen puede tener?

  • La incontinencia urinaria puede estar favorecida como hemos dicho por factores hormonales, con la llegada de la menopausia o tras el parto .
  • Otra de las causas más comunes es una debilidad del suelo pélvico. El suelo pélvico es el sostén de todas nuestras vísceras abdominales en el plano inferior, además de influir sobre el control postural y la estabilización de la columna, por lo que su afectación podría tener múltiples consecuencias.

¿Qué puede causar esta debilidad muscular? Los músculos pueden verse alterados por un mal control de los mismos, por alteraciones posturales o debido a otros factores como pueden ser: aumento de la presión intra-abdominal crónica provocada por deportes hiperpresivos, es decir, aquellos en los que al realizar un esfuerzo se genera un aumento de la presión en el abdomen, carga de peso, tos u obesidad, inactividad física, aumento de la toma de líquidos, estreñimiento o fármacos.

¿Cómo lo tratamos?

Realizaremos una valoración exhaustiva buscando el origen del problema y trabajando sobre él. En el tratamiento de la incontinencia urinaria lo más importante es la reeducación del suelo pélvico. Pero el tratamiento incluirá exploración, trabajo visceral, trabajo postural, prevención de situaciones que puedan generar un aumento de la presión abdominal, reeducación de la musculatura que ayuda a la continencia, trabajo de los diafragmas torácico y pélvico, ejercicios hipopresivos, neuromodulación de la inervación de la musculatura a trabajar…

Además del tratamiento del suelo pélvico y su reeducación, es importante la recomendación de algunos cambios comportamentales básicos, tales como controlar la ingesta excesiva de agua, evitar bebidas estimulantes, evitar tabaco, disminución de peso en caso necesario y preactivación del suelo pélvico y transverso abdominal en caso de esfuerzos.

Tratamiento de la incontinencia en la Clínica Luis Baños

TECNOLOGÍAS ASOCIADAS

INCONTINENCIA

TESTIMONIOS

INCONTINENCIA