fbpx

Disfruta de un baño seguro y tranquilo con los sistemas de flotación

En plena época estival es habitual que acudamos a refrescarnos a la playa, a la piscina o, incluso, a la ribera de algún río. La seguridad de los más pequeños debe ser, sin duda alguna, nuestra prioridad. Por esta razón, compartimos contigo algunos consejos para que el baño resulte mucho más seguro y, por tanto, más placentero, tanto para ti como para tu hijo.

Tipos de sistemas de flotación para niños

Para no llevarte ningún susto, es muy importante no perder de vista a tus hijos. Pero, además de eso, puedes contar con la ayuda de algún sistema de flotación que te aportará una seguridad extra cuando tus niños se estén bañando. Entre los distintos sistemas de flotación existentes destacamos:

  • El chaleco de flotabilidad homologado.
  • Los manguitos de evolución.

flotacion-sistemas-nino

Uso del sistema de flotación adecuado para menores de 3 años

Recomendamos el uso de un chaleco de flotabilidad homologado, que empiezan su tallaje a partir de los 9 kg de peso.

Existen diferentes marcas, y sus tallas varían en función del peso del niño y del diámetro del pecho. Es muy importante elegir correctamente la talla del chaleco para que le quede bien ajustado.

Te dejamos, a continuación, algunos consejos:

  • Si tu hijo/a pesa menos de 9kg

Posiblemente, la opción más segura sea que se bañe estando en tus brazos. Además, también resultará cómoda y estable para tu bebé.

Siempre es mejor que el primer contacto que tenga con algo diferente, como en este caso el medio acuático, sea junto a ti. Así se sentirá más seguro y confiado. Además, de esta forma, podrás hacer una inmersión progresiva permitiendo que tu bebé se vaya adaptando, tanto a la temperatura del agua, como al propio medio.

Una vez se haya adaptado, poco a poco puedes ir separando su cuerpo del tuyo, asegurándote de que se siente seguro y feliz.

  • Prueba primero sujetándolo por las axilas.
  • Y luego ves poniéndolo, paso a paso, boca abajo (pero asegurándote que sujeta bien su cabeza).
  • Si tu hijo pesa más de 9kg.

sistema-flotacion-nino

Es probable que, si tiene menos de 3 años, el uso del chaleco no sea suficiente para su flotabilidad; lo sabrás porque ves que se sigue hunde hacia adelante. En este caso puedes combinar el chaleco con los manguitos de evolución.

Se trata de unos manguitos de espuma que están formados por varios discos que se pueden juntar o separar según sea el peso del niño o su pericia en el agua. Entre sus ventajas destacamos que los manguitos de evolución no se pueden pinchar y, además, se ajustan perfectamente al diámetro del brazo del bebé.

Son muy recomendables, si bien es cierto que en niños mayores de 3-4 años es muy probable que sea suficiente con el chaleco de flotabilidad homologado y que no sea necesario utilizar los manguitos de evolución.

Para acabar nos gustaría insistir en el mensaje de que es muy importante que sean CHALECOS HOMOLOGADOS según la normativa vigente:

  • UNE-EN 13138:1-2014
  • UNE-EN 13128:1-2015

Nota

El uso de chalecos y otros sistemas de flotación son sistemas de ayuda a la flotación infantil, pero no previenen el ahogamiento, por lo que es imprescindible la constante vigilancia y supervisión adulta.

OTRAS NOTICIAS

  • Todos hemos sufrido hipo o hemos visto a alguien que sufría un “ataque de hipo”. Pero… ¿Qué es realmente el hipo y por qué aparece?...

  • Desde la unidad de osteopatía pediatríca de Clínica Luis Baños queremos darte algunos consejos prácticos para hacer más llevadera la vuelta al cole de los más pequeños. ...

  • ¿Sabemos realmente qué es el gluten? ¿Sabemos qué les pasa a las personas que deben evitar el gluten en sus dietas?....

  • El flato, también llamado stitch o ETAP (dolor abdominal transitorio durante el ejercicio) es un tipo de dolor abdominal que aparece con el esfuerzo al hacer ejercicio físico intenso....