TECNOLOGÍA

Láser superpulsado de alta energía SP100

El laser pulsado de alta energía es un diodo capaz de generar pulsos muy cortos y de alta energía de hasta cien watios en periodos muy cortos de tiempo con lo que conseguimos un gran efecto analgésico a gran profundidad. Es un láser revolucionario ya que no existe otro láser en el mercado que atendiera a esta necesidad de alta energía y profundidad sin llegar a quemar al paciente.

¿En qué consiste este láser superpulsado de alta energía?

Es un diodo con dos barras generadoras de energía que puede alcanzar hasta 200 watios, aunque para la práctica clínica sólo usamos hasta 100 en la modalidad pulsada que es la característica más importante de este láser, la cual es una potencia bastante considerable y adecuada a nivel terapéutico. Dispone de un sistema de refrigeración líquida del diodo debido a las altas temperaturas que alcanza.

Se puede utilizar en tres modalidades:

  • El modo continuo, modalidad tradicional, alcanzamos hasta 30W, a diferencia del resto de láser que solo suelen llegar hasta 10W. Es un láser frío, mete mucha energía pero genera poca temperatura, nos permite hacer barrido y tratamiento de zonas muy amplias. La zona de emisión en el cabezal es en torno 6-8 cms cuadrados por lo que podemos aplicarlo de una manera más rápida y global, a diferencia del resto.
  • El modo pulsado es una emisión en la que hacemos picos muy altos de energía de hasta 100W, alternando fase de emisión y de descanso. Su ventaja es el poder analgésico inmediato, además de la profundidad, ya que el uso de altos picos de potencia nos permite profundizar más sin llegar a quemar, muy útil en articulaciones como cadera, columna, etc.
  • En el nivel modulado, alternamos una fase de emisión y otro de descanso, las cuales podemos modificar, utilizando hasta 30W de energía. Muy útil en patologías agudas para evitar aumentar mucho la temperatura del tejido cuando hay foco inflamatorio. Podemos hacerlo con aplicación estática o dinámica.

La gran ventaja de este láser es la combinación del alto poder analgésico y el efecto antiinflamatorio y regenerativo para la recuperación de los tejidos.

¿Para qué sirve este láser superpulsado de alta energía?

Se puede aplicar en muchos campos, sobre todo en el musculo-esquelético, como articulaciones, cápsulas, ligamentos, esguinces, contusiones, tendones, músculos, etc.

¿Qué ventajas tiene este laser sobre otros?

Lo podemos activar en modo pulsado o modularlo para focos inflamatorios agudos y tiene un haz de luz muy ancho por lo que se puede aplicar en zona muy amplias a gran velocidad.

Conclusiones

Alcanza gran profundidad, potencia, aplica grandes niveles de energía, su aplicación es totalmente segura, es fácil de manejar, es una herramienta muy polivalente y para nosotros es indispensable porque acorta los tiempos de recuperación por sus grandes efectos analgésicos, antiinflamatorios y regenerativos.

Láser en Clinica Luis Baños