Francisco Sánchez comparte su caso y evolución

A primeros del mes de Septiembre empecé a notar un dolor en la pierna derecha con adormecimiento total. Ante la imposibilidad de seguir trabajando tuve que pedir la baja en el trabajo, e ir a la consulta de mi médico el cual me mandó a urgencias del Hospital San Agustín de Linares. Allí me hicieron unas radiografías de columna lumbar, y también me pincharon tres potentes calmantes para quitar el dolor. A raíz de ahí empezó mi calvario. La doctora de urgencias me comunicó la gravedad de mis lesiones en la columna lumbar y los resultados de las pruebas: Una Estenosis del canal medular de un 40% ; las vertebras L2-L3-L4-L5 con dos protusiones, una artrosis en la columna bastante grande y todo ello me había producido una lumbociática severa, siendo todas estas lesiones confirmadas a través de una resonancia magnética que me hicieron en la mutua de la Fraternidad. En la Seguridad Social la especialista de Aparato Locomotor, la solución que me dio fue que me tenía que mentalizar porque las lesiones que tenia no tenían cura y serían para toda la vida y al decirme esto, la verdad, tuvimos una discusión. Debido a ello y viendo que no me daban solución alguna, tuve q pedir una segunda opinión a una clínica de Barcelona especializada en columna. Ésta me confirmó mis lesiones y la solución que me dieron fue que tenía que hacer rehabilitación.

Y aquí viene mi experiencia en la Clínica de Fisioterapia y Osteopatía de Luis Baños. Marín. En la primera entrevista con Luis, iba con la moral por los suelos, le enseñé los informes médicos y las pruebas y le dije claramente si podía hacer algo con mis problemas de columna, y él me dijo que se comprometía a quitarme los dolores y la lumbociática severa que tenía y que cuando terminase las sesiones me podría ir a trabajar de manera normal. Me acuerdo que le dije: “¿Luis no parece que lo dice muy a la ligera?” y él me contestó: ” Francisco, cuando terminemos las sesiones veremos quién tiene razón, porque cuando yo te digo ésto es porque tengo los aparatos necesarios para que te pongas bien”. El siguiente paso fue darme cita y empezar las sesiones. La primera sesión fue de Osteopatía, y a continuación me dio una sesión de EPI, bastante dolorosa pero muy efectiva, y para finalizar una sesión de Mesoterapia. Al día siguiente, la verdad, estaba como si me hubieran dado una paliza y en esta primera sesión no note apenas mejoría. Así seguimos con las siguientes sesiones y aparte de todo lo que me hizo en la primera sesión también me dio sesiones de Fisioterapia y Ondas de choque. Fue en la tercera sesión cuando empecé a notar una ligera mejoría, y es que podía andar sin tener dolores unos 30 o 40 minutos, cuando al principio no podía más de 3 o 4, y tenía que sentarme a descansar de los dolores tan fuertes que tenia. Y así continuaron las sesiones hasta la finalización del tratamiento.

En fin, después de haberles contado esto, y a quien lo lea, decirles que lo que me dijo Luis Baños en mi primera entrevista se está cumpliendo, estoy con la lumbociática curada y los demás dolores de espalda han mejorado y me encuentro con fuerzas para empezar a trabajar. Después de todo lo pasado, ha merecido la pena el esfuerzo económico que he tenido que hacer ya que soy un trabajador que dependo de una nómina normal, pero que, sinceramente, ha sido el mejor dinero gastado.

Resaltar también, antes de que se me olvide, el equipo de fisioterapeutas, osteópatas y auxiliares que tiene la Clínica ya que son todos en general unos profesionales y unas personas agradables y eficaces. Y darle las gracias a Luis, por haber remitido mis problemas de salud y haberme atendido tan bien.

Tratamiento de las hernias de disco en la Clínica Luis Baños

TECNOLOGÍAS ASOCIADAS

OTROS TESTIMONIOS