Cuando todo lo tenía negro encontré la solución

Me llamo Ana Isabel Casas jurado y paso a contarles mi caso. En Febrero me caí en la cocina y como consecuencia me rompí el húmero. Llamé al 061 y vino una ambulancia, me llevaron al traumatológico y tenía una rotura seria. Me operaron con buen resultado. Estuve un mes con el brazo en cabestrillo, me quitación las agujas y ya empecé en casa con ejercicios caseros hasta que llegó la rehabilitación de la seguridad social. Estaba muy dolida, inmóvil, como manca. Vi que allí no iba a progresar aparte de que me lo pusieron muy negro, cosa que me agobió mucho. Me acordé que cuando mi madre tenía algún dolor iba a la Clínica Luis Baños y decidí ir, pedir consulta y a ver que decían. Decisión acertada porque me examinaron y me dijeron que si tenía arreglo con tiempo, tratamiento, ejercicios y voluntad por mi parte. Entonces decidí ponerme en manos de ellos. Insisto que no tenía ningún tipo de movilidad y ahora muevo el brazo perfectamente. Tengo fisioterapia. Empecé en mayo y estoy perfectamente. Falta algo de fuerza y el nervio axilar afectado. Ya es cuestión de tiempo. Movilidad total, no podía ni escribir. Voy dos días por semana y me hacen muchos tratamientos directamente en el brazo, ejercicios en aparatos que son difíciles de nombrar, corrientes, muchas cosas que no se describir, son términos técnicos. Yo sinceramente creía que no me iba a recuperar y SI me he recuperado. Gracias a este equipo humano y técnico, por lo que les estoy muy agradecida. Hago mención especial a Cristina porque me cogió desde el primer momento y sigue conmigo.

TODO EL EQUIPO ES GENIAL Y LA CLINICA UNA PASADA DE APARATOS MODERNISIMOS.

GRACIAS A  TODOS Y SALUDOS.

Tratamiento de fístulas en Clínica Luis Baños de Jaén

TECNOLOGÍAS ASOCIADAS

OTROS TESTIMONIOS