8 tips para practicar deporte en verano… sin riesgos

En pleno período de vacaciones nos encontramos con que, habiendo más tiempo libre, más horas de sol y aprovechando el buen tiempo, muchas personas deciden salir a practicar deporte. El deporte es salud, dicen, pero siempre que no olvidemos determinadas cuestiones.

Y es que el excesivo calor que padecemos en verano puede ser muy peligroso para quienes deciden realizar una actividad física, sobre todo en las horas más calurosas del día.

Es cierto que, con el buen tiempo, apetece salir al aire libre a correr, a dar un paseo en bicicleta, a hacer ejercicio en la calle, etc. Pero deberíamos tener muy en cuenta algunas consideraciones antes de realizar todo esto. Te las detallamos a continuación en este artículo.

Tips para hacer deporte seguro en verano

Vestimenta: ropa ligera y de colores claros y protección para la cabeza

Los colores oscuros absorben más la luz y, con ello, también el calor. Los colores claros, sin embargo, al reflejar la luz que reciben, absorben menos el calor.

Por otro lado, se recomienda usar ropa holgada y poco pesada para que el cuerpo pueda transpirar y el aire circule entre piel y tejido y nos permita mantenernos frescos.

Ponerse una gorra o un sombrero, es una buena manera de proteger la cara y la cabeza de la exposición prolongada al sol, evitando, así, mareos o dolores de cabeza.

Utilizar protector solar

Con el fin de evitar quemaduras en la piel, es conveniente aplicarse crema solar de alta protección. La exposición prolongada al sol provoca un envejecimiento prematuro de la piel, al tiempo que aumenta el riesgo de sufrir cáncer de piel.

Deporte en verano

 

Hidratación constante

Si hidratarse es importante durante todo el año, en verano lo es todavía más. Cuando hacemos ejercicio o salimos a caminar, nuestro cuerpo aumenta su temperatura; la sudoración es el mecanismo con el que, nuestro cuerpo, regula la temperatura y se refrigera. En este proceso se pierden gran cantidad de líquidos.

Con una buena hidratación antes, durante y después de practicar cualquier actividad deportiva, recuperamos esos líquidos y evitamos que “nuestro sistema de refrigeración” falle.

Es muy importante que la ingesta de líquidos se haga de forma controlada, ya que, si nos sobrehidratamos, podemos provocar una hiponatremia, una concentración de sodio en la sangre provocada por un exceso de agua.

Alimentación sana y saludable

Ingerir alimentos frescos, frutas y verduras es una buena fuente de hidratos de carbono, vitaminas, minerales y agua sobre todo antes de hacer ejercicio. Mantener una buena alimentación, además, nos evita digestiones pesadas. Al tratarse de digerir un menor número de calorías, el esfuerzo al que se sometemos a nuestro organismo también es menor.

Es importante no solo mantener una buena alimentación, sino también equilibrar la ratio entre gasto calórico e ingesta de alimentos.

Deporte en verano

 

Ejercicios en el medio acuático

Es muy interesante aprovechar el mar, la playa o una piscina pues, los ejercicios en agua nos permiten, por una parte, refrescar el cuerpo y, por otra, trabajar el cuerpo de una forma más global. Además, incluso nos permite realizar ejercicios de relajación.

Es cierto que no siempre tenemos acceso a una piscina o a cualquier otro medio acuático, pero merece la pena intentarlo pues, cuenta con una gran cantidad de beneficios, sobre todo en personas con problemas de salud o con dificultad de movimiento. El agua es un medio que les permite moverse de forma más controlada y sin peligro, ya que, al eliminar parte de su peso corporal reduce posibles dolores en las articulaciones.

Evitar las horas de más calor

Es importante no hacer ejercicio físico en las horas de más calor del día, que suelen ubicarse entre las 11h de la mañana y las 17h de la tarde; pero también evitaremos la práctica deportiva en todos aquellos momentos en los que el termómetro marque más de 30º.

Recomendamos intentar salir temprano por la mañana o después del atardecer y, siempre que sea posible, realizar ese ejercicio en sitios con sombra y bien aireados.

Deporte en verano

 

Prestar atención a nuestro cuerpo

Hay días en los que nos sentimos débiles, con mareos o con otras sensaciones desagradables; debemos saber que, ante cualquiera de estos síntomas: náuseas, aumento exagerado del ritmo cardiaco, debilidad, mareos, etc., deberíamos detener el entrenamiento e, incluso, darlo por finalizado.

Una buena manera de saber si estamos bien hidratados es comprobando el color de la orina, siendo de un color amarillo pálido cuando estamos bien hidratados y de color marrón oscuro cuando nuestro organismo necesita un aporte de líquidos.

Parar ante el mínimo síntoma de golpe de calor

Un golpe de calor puede tener graves consecuencias para nuestra salud. Tanto es así que, en ocasiones, puede resultar mortal. Conocer sus síntomas es básico para identificarlo a tiempo.

Estos son los síntomas más habituales de un golpe de calor:

  • Aumento del ritmo cardiaco.
  • Temperatura corporal elevada (+ 40º).
  • Confusión y desorientación.
  • Ausencia de sudor, con piel caliente y enrojecida.
  • Dificultades para respirar.

Deporte en verano

OTRAS NOTICIAS

  • Te dejamos algunas sugerencias de juguetes adecuados para bebés y extraordinarios regalos para ellos....

  • La luxación congénita de cadera, también llamada displasia del desarrollo de la cadera es una alteración que presenta esta articulación, ya sea en la parte del fémur o en la parte de la pelvis que la conforma o, incluso, en ambas. ...

  • Mantener a tu bebé sano y evitar que contraiga resfriados o infecciones, puede ser un desafío cuando llega el invierno. Compartimos, en forma de consejos, algunas precauciones que puedes tomar y que ayudarán a reducir el riesgo para tu bebe...

  • Los juguetes de agua para niños y el tiempo libre te permiten dedicarles un tiempo especial a tus pequeños ✅. ¡Sigue leyendo!...

Valora este post