Esguince de tobillo

Esguince de tobillo

¿Te has torcido el pie recientemente y te lo han vendado o escayolado? ¿te hiciste un esguince hace mucho tiempo y aún te molesta o te lo notas inestable? ¿has tenido muchos esguinces de repetición y tienes miedo de hacer deporte por volver a hacerte otro?

 

Los esguinces causan inflamación y dolor intenso en los ligamentos del tobillo impidiendo la movilidad de la articulación y su función en pocos minutos tras la lesión. La recuperación varía en relación a la gravedad, las recidivas y a los tejidos implicados en la lesión. Si no te lo tratas adecuadamente es muy fácil tener recaídas en un futuro provocando una inestabiliad articular y una degeneración ligamentaria.

En Clínica Luis Baños disponemos de un equipo de fisioterapeutas y osteópatas altamente especializados en estas lesiones que, junto con la última tecnología de vanguardia y nuestro readaptador funcional recuperamos esta lesión en el menor tiempo posible. El fisioterapeuta realizará de manera individual y personalizada un protocolo de tratamiento y ejercicios destinados a restaurar la funcionalidad total del tobillo. Para dicha patología contamos con el Vacumed y Vacusport cuya función es disminuir lo más rápido posible el edema incluso el hematoma; Imoove para trabajar el sistema propioceptivo del tobillo imprescindible en lesiones recidivantes; alter G para reeducar de nuevo la marcha aumentando de manera progresiva la carga; neuromodulación y laser superpulsado de alta potencia SP100.

Tratamiento del esguince de tobillo en Clínica Luis Baños de Jaén

OTRAS NOTICIAS

  • ¿Siempre tiene dolor de cuello? ¿Tiene que ir al fisioterapeuta con frecuencia por sus contracturas?...

  • La resonancia magnética nuclear terapeútica presenta importantes efectos beneficiosos en el campo de la fisioterapia. Conoce más de esta tecnología....

  • ¿Le duelen las piernas? ¿Siente cansancio o fatiga con poca actividad, sobre todo en las piernas? ¿No tiene ganas de hacer nada por la pesadez que siente en el cuerpo?...

  • ¿Tienes mareos? ¿Sueles sufrir de dolor de cabeza sobre todo por la tarde-noche? ¿Te escuecen los ojos con lagrimeo? ¿Te molesta conducir de noche? ¿Trabajas mucho con ordenador/tablet?...