fbpx

Tratamiento tras sufrir una fractura

Tratamiento tras sufrir una fractura

¿Has sufrido alguna fractura recientemente?
¿Te han quitado la escayola o férula y no sabes qué debes hacer?
¿Tuviste una fractura hace tiempo y sigues con molestias?

Tras la intervención quirúrgica, en caso de que la hayas necesitado, o tras un período prolongado de inmovilización, es cuando verdaderamente empieza la parte más importante: tu recuperación. Y en ese sentido, el equipo de fisioterapeutas y readaptadores de Clínica Luis Baños puede ayudarte mucho y garantizar una recuperación efectiva.

Junto a nuestro equipo humano contamos con las técnicas más avanzadas y con tecnología de última generación para proporcionarte una recuperación óptima y en el menor tiempo posible.

Recuperación tras una fractura en Clínica Luis Baños

Durante el proceso de recuperación utilizaremos técnicas manuales especializadas en la recuperación de la movilidad y la fuerza muscular; así como técnicas orientadas a recuperar la normalidad de los receptores sensitivos y propioceptivos, que han sido alterados tras la inmovilización. Estos receptores son necesarios para volver a recuperar la sensibilidad y la estabilidad de la zona que ha sufrido la lesión.

Como complemento al tratamiento manual, es fundamental que te hagamos una valoración, tanto estática como dinámica, en la que podremos observar las alteraciones producidas tras la lesión; de esta forma programaremos una serie de ejercicios correctivos que te permitirán devolver la funcionalidad a la zona afectada.

Estos ejercicios los realizaremos sobre la camilla y en el gimnasio, e irán evolucionando en función de la fase de recuperación en la que se encuentre tu fractura.

Tecnología como soporte a la fisioterapia manual

Además de los tratamientos antes mencionados, también disponemos de tecnologías de última generación que acelerarán tu recuperación.

  • Cinta anti-gravitatoria Alter G, especialmente indicada para fracturas de miembros inferiores, gracias a la posibilidad de reducir el efecto de la gravedad sobre el paciente. Esto te permitirá apoyar desde los momentos iniciales tras la retirada de la inmovilización, mejorando, así, el proceso de consolidación ósea, trabajando la coordinación y la estabilidad de la marcha y evitando la atrofia muscular.
  • Imoove. A través de su plataforma oscilatoria se consigue armonizar el movimiento perdido, disminuir la rigidez y el dolor de la zona afectada y recuperar el equilibrio y la coordinación de la estructura lesionada.
  • Vacumed y Vacusport: Es una terapia de vacío intermitente (TVI), que combina, en sus programas, presión negativa (fase de succión) y presión positiva (fase atmosférica), produciendo una estimulación del flujo sanguíneo, venoso y linfático, así como una recuperación óptima y más rápida.
  • Bemer: Es una tecnología que estimula la microcirculación, mejorando el rendimiento de todas las células para un alivio del dolor y para la regeneración celular.
  • SIS: Basada en campos eletromagnéticos de alta intensidad que interactúan en el cuerpo, esta tecnología nos ayuda a devolver el equilibrio al tejido afectado, en este caso el tejido óseo, ya que cuenta con un programa específico para el tratamiento del hueso.
  • Vibalance: Es una plataforma inestable vibratoria que consigue un estímulo que combina los beneficios de la vibración y el entrenamiento con inestabilidad, mejorando el equilibrio y la propiocepción. Se ha demostrado que el estímulo vibratorio es eficaz en la mejora de la estructura ósea.
  • Ondas de choque extracorpóreas: Para activar factores de crecimiento (un conjunto de proteínas que desempeñan una función esencial en los procesos de reparación y regeneración de los tejidos), liberar adherencias o fibrosis tras cirugías, bajar la inflamación, etc.
  • Resonancia Magnética Terapéutica (MBST): Tecnología de última generación que genera un campo magnético y transfiere energía a las células dañadas con el objetivo de bajar el dolor y la inflamación, acelerar la regeneración en los tejidos y provocar el aumento de colágeno. Dentro de esta tecnología, el dispositivo Osteospin permite trabajar específicamente sobre el tejido óseo y, por consiguiente, sobre las fracturas que se pueden producir por la fragilidad ósea característica de la osteoporosis. Es una terapia que no tiene ningún tipo de contraindicación, ni riesgos para el paciente y, además, gracias a la activación celular que produce, sí soluciona el problema de la falta de densidad ósea y, muy importante, sin necesidad de tomar medicamentos.

Otros pacientes nos cuentan su experiencia

Te invitamos a que leas los testimonios de algunos pacientes que acudieron a Clínica Luis Baños para tratar sus respectivas fracturas:

Nuestra paciente sufrió una fractura de meseta tibial de larga evolución que estaba estancada.

Después de 20 meses ahí estaba, subiendo como la primera, sin dificultad, sin dolor, con cero molestias y con una vitalidad imparable, disfrutando a cada paso de la naturaleza, la compañía y de la agradable sensación de ANDAR, […]

[puedes ver el testimonio completo aquí]

Ana Isabel sufrió una rotura de húmero por una caída en casa

Me acordé de que, cuando mi madre tenía algún dolor, iba a Clínica Luis Baños y decidí ir, pedir consulta y a ver qué decían.

Decisión acertada porque me examinaron y me dijeron que sí tenía arreglo con tiempo, […]

[puedes ver el testimonio completo aquí]