fbpx

Que la vuelta al cole sea menos “pesada”

Que la vuelta al cole sea menos “pesada”

Acaba de comenzar el nuevo curso escolar, por lo que nos gustaría informaros sobre los peligros que pueden ocasionar las mochilas pesadas, en la espalda de [email protected] [email protected]

Se estima que el peso adecuado de la mochilas debe ser el 10% del peso del niñ@, esto quiere decir que, si su hijo pesa 30 kilos, la mochila no puede sobrepasar los 3 kilos. Una excesiva carga en la espalda provocaría alteraciones posturales y como consecuencia dolor y/o lesiones en la columna vertebral  (escoliosis).

Cosas a tener en cuenta: 

  • Está muy de moda llevar la mochila muy baja, lo cual es un error, ya que siempre debe ir pegada al cuerpo y por encima de la zona glútea.
  • Se recomendaría el uso de mochilas con ruedas, siempre y cuando, puedan ser empujadas y no arrastradas, al contrario de su uso común, para que de esta forma no fuerce articulaciones como el hombro o codo.

Un consejo: sería bueno que tomase como hábito colgarse la mochila desde la mesa y no desde el suelo para así evitar sobreesfuerzos y torsiones de espalda innecesarias.

Siguiendo estas recomendaciones, ayudará a prevenir futuras lesiones. No obstante, Si su [email protected] se queja de dolor en las zonas mencionadas al ponerse o quitarse la mochila, al venir del cole,… debemos escucharlo.

En clínica Luis Baños disponemos de los conocimientos y de tecnología de última generación para ayudarle en lo que necesite.

Uso correcto de la mochila - Clínica Luis Baños de Jaén

OTRAS NOTICIAS

  • Gracias al porteo ergonómico podemos seguir llevando a nuestros bebés pegados al cuerpo y respetando, en todo momento, la curvatura normal de su columna....

  • ¿Se te duermen las piernas con frecuencia?¿Has notado pérdida de fuerza en las mismas? ¿Tu calidad de vida ha empeorado a causa del dolor? ...

  • Desde el punto de vista fisioterápico podemos ayudar en gran medida a tu bebé, facilitando y mejorando la función de su aparato respiratorio. ...

  • ¿Tienes mareos? ¿Sueles sufrir de dolor de cabeza sobre todo por la tarde-noche? ¿Te escuecen los ojos con lagrimeo? ¿Te molesta conducir de noche? ¿Trabajas mucho con ordenador/tablet?...